Desde el principio hasta el final

Acuerdo entre MetroGAS y Scania Argentina para suministrar energía a sus operaciones en Buenos Aires y la influencia en la economía del gas natural de Argentina

MetroGAS, el mayor distribuidor de gas natural de Argentina se ha asociado con Scania Argentina, fabricante de motores y vehículos Scania. “Adquirimos tres generadores con un motor Scania de ciclo Otto, el cual está diseñado para poder suministrar energía eléctrica alternativa a todos los edificios de la empresa en el área de Barracas”, dijo Eduardo Paolini, supervisor de electromecánica de MetroGAS. Los generadores, propulsados ​​por motores de gas Scania, están conectados a la red de gas natural y suministrarán electricidad a toda la sede de MetroGAS. MetroGAS realiza todo tipo de actividades de distribución de gas natural para plantas de generación de energía, clientes residenciales e industrias comerciales de diferentes tamaños. Los grupos electrógenos permiten a MetroGAS utilizar el mismo gas natural que distribuye y vende para alimentar su sede, completando así su círculo comercial.

La sede incluye todos los edificios de la empresa en el barrio de Barracas de Buenos Aires. Además del espacio de oficinas, la sede alberga el centro de procesamiento de datos de la empresa y su call center, que se encarga de recibir llamadas de clientes y emergencias en la vía pública las 24 horas del día. “Tenemos el centro de procesamiento de datos, y tenemos en la siguiente cuadra el call center que también es un área crítica”, dijo Marcelo Lezama, jefe de nuevos negocios de MetroGAS. “El centro de procesamiento de datos [tiene] precisamente toda la información de la empresa que allí se procesa, incluida la facturación, siendo claramente el corazón de la empresa. El centro de llamadas es fundamental para todo el servicio al cliente y la atención de emergencias. No puede fallar, debe tener redundancia porque tiene que estar en funcionamiento 24 horas al día, 7 días a la semana».

Instalación de los equipos
Powgen Diesel (Powgen), un proveedor de usinas de generación con sede en Buenos Aires, instaló los grupos electrógenos que incluían motores Scania OC16 de 406 kW (450 kVA) cada uno. Combinados, los tres grupos electrógenos entregan hasta 1,35 MW de potencia. “Cuando MetroGAS nos invitó a participar en la licitación de los generadores de su casa central, no tuvimos ninguna duda de que teníamos que presentarnos con grupos propulsados ​​por motores”, dijo Norberto Galarraga, director ejecutivo de Powgen. “Esto nos permite ofrecer a nuestros clientes equipos Scania motorizados de alta calidad donde no solo se cuida el medio ambiente, sino que también se ofrece la confiabilidad que tiene un grupo de gas natural”.

Los grupos electrógenos se ensamblaron inicialmente como una fuente de energía de reserva para mantener en funcionamiento las operaciones de MetroGAS en caso de un corte de energía central. En el futuro, los generadores podrán suministrar energía eléctrica para el funcionamiento diario de los edificios de la zona de Barracas. Una vez conectados a la red de gas natural, los generadores recibirán un suministro continuo de gas natural sin necesidad de tanques de almacenamiento adicionales. “Con la instalación de este equipo buscamos una mayor seguridad eléctrica y una reducción en los costos operativos, que ya comprobamos puede ser hasta un 40% menor”, ​​dijo Lezama. «Al mismo tiempo, como beneficio extra, nos permite cumplir los objetivos medioambientales de la empresa y reducir la contaminación acústica».

Los motores de gas Scania se desarrollaron y diseñaron para funcionar con este combustible mediante el ciclo Otto. Pueden alimentarse con gas natural o biogás. “Otra ventaja del uso de gas es la reducción de emisiones que aceleran el efecto invernadero, que es aún mayor si se usa biogás”, dijo Andrés Köhring, jefe de ventas de motores de Scania Argentina. “Debido a la gran cantidad de gas disponible en Argentina, Scania busca difundir esta tecnología limpia, ya que en cualquier lugar donde tengamos acceso a una línea de gas, podemos alimentar estos motores y generar energía”.

“Los equipos de gas son una tecnología intermedia para un futuro totalmente autosostenible en cuanto a la generación de energía”, dijo Galarraga “Nos permite ofrecer equipos de primera calidad con muy bajas emisiones, cuidando el medio ambiente y con soporte postventa para asegurar que continúen trabajando durante toda su vida útil”.

Especificaciones del generador
Gracias al sistema modular de Scania los motores a gas comparten muchos componentes con un motor diésel V8, haciendo que sus motores sean fáciles de mantener y reparar. “Estos tres generadores tienen dos particularidades”, dijo Köhring. “Una es que funcionan con un motor V8 de ciclo Otto que puede funcionar con gas natural o biogás. Otra característica muy importante es que los tres grupos instalados pueden trabajar en paralelo, es decir, podemos generar más de 1 MW de potencia con esta planta de gas natural de tres grupos en el centro de la ciudad de Buenos Aires. Nos genera mucho orgullo que una empresa como MetroGAS utilice el mismo gas natural que distribuye para alimentar los generadores propulsados por nuestro motor”.

Los esfuerzos de Scania Argentina para la reducción de emisiones en generación de energía
La decisión de Scania de suministrar motores de gas para MetroGAS en Buenos Aires ayuda a reducir las emisiones y mejorar la confiabilidad. En un esfuerzo similar, Scania Argentina buscaba formas de reducir las emisiones de sus operaciones industriales en su planta de Colombres, provincia de Tucumán, Argentina y en 2020 llegó a un acuerdo 100% libre de fósiles con Central Puerto S.A. El acuerdo comprendía seis aerogeneradores ubicados en el Parque Los Olivos en Achiras, provincia de Córdoba, Argentina (ver “Green Efficiency”, Gas Compression Magazine en español, Q4 2020, pág. 32). El acuerdo proporciona a Scania los 22.400 MW de energía anual necesaria para operar su planta Colombres. Al utilizar energía eólica renovable para el 100% de las operaciones de la planta, Scania Argentina está evitando que el equivalente a 16.094 toneladas (14.600 toneladas métricas) de CO2 ingresen a la atmósfera, además de otras partículas contaminantes como dióxido de azufre y dióxido de nitrógeno. El acuerdo de Scania con Central Puerto fue la pieza final necesaria para alcanzar su objetivo de generación de energía 100% renovable para las 10 plantas internacionales. Esto también ayuda a la empresa a alcanzar sus objetivos de sostenibilidad para 2025 y 2050.

Construyendo una economía de exportación de energía
En mayo de 2021, el Instituto Oxford de Estudios Energéticos publicó un estudio titulado ¿Se convertirá Argentina en un exportador de gas relevante? El estudio reconoció a Argentina como el mercado de gas más grande de América del Sur, y señaló que el gas natural representa el 58% del suministro de energía primaria del país. Sin embargo, desde 2009 Argentina ha dependido en gran medida de las importaciones. El país ha atravesado varios ciclos políticos y económicos, incluido un período de fijación de precios que limitó la oferta y provocó que Argentina se convirtiera en un importador neto de gas. Sin embargo, el aumento de la inversión en obras de yacimientos no convencionales ha aumentado la producción nacional. Pero a partir de agosto de 2019, otra crisis económica y un ciclo electoral polémico volvieron a sumir en la incertidumbre al mercado energético del país.

El estudio finalmente concluyó que el mercado argentino de gas natural, así como los mercados de gas licuado de petróleo (GLP) y amoníaco/urea, tienen mucho potencial. Los costos han bajado y hasta los productores argentinos han declarado que ya no necesitan subsidios gubernamentales para ser competitivos en costos. Sin embargo, el estudio también dijo que es poco probable que Argentina desarrolle una infraestructura de exportación de GNL significativa antes de 2030 debido a «una falta de previsibilidad política y económica, y la ausencia de políticas energéticas claras a largo plazo». Citando el estudio, “Argentina ciertamente tiene recursos de gas de clase mundial y ha demostrado su capacidad para exportar gas a múltiples mercados. Sin embargo, la regulación y la política energética en Argentina han sido factores clave para el auge y la caída. Durante los últimos 20 años, el gobierno ha utilizado los subsidios y el control de precios como una herramienta para controlar la inflación y por razones populistas. Argentina depende en gran medida del gas natural en los sectores residenciales y de energía, los cuales son altamente estacionales y sensibles a los precios”.

Argentina: pionera en infraestructura y desarrollo de gas natural
Empresas como MetroGAS y Scania Argentina tienen el potencial de ayudar a inclinar el futuro de Argentina hacia un camino de independencia energética, crecimiento económico y alejarse de la inestabilidad. Argentina tiene una de las flotas de vehículos a GNC más grandes del mundo, con décadas de experiencia en tecnología e infraestructura. Su transición de la nafta y el diésel al gas natural está en pleno apogeo y ya se utiliza comúnmente en automóviles particulares de uso diario. La red de estaciones de servicio de GNC de todo el país es posiblemente más robusta que la infraestructura comparable de Estados Unidos y Europa. Junto a las provincias del noreste de Argentina, el campo Vaca Muerta está considerado como un proveedor potencial de petróleo y gas dentro del país. Además de su propio suministro, una red de gasoductos y terminales de GNL proporciona la red necesaria para el gas natural confiable y accesible utilizado para el transporte marítimo y de pasajeros.

Además de la infraestructura existente, se están llevando a cabo varios proyectos que aumentarán aún más la capacidad de transporte del país basado en GNC. Se espera que el Gasoducto Noroeste Argentino (GNEA) conecte el Gasoducto de Integración Juana Azurduy (GIJA) dentro de las provincias de Formosa, Chaco, Santa Fe y Misiones, Argentina. Está previsto que la longitud total sea de 932 millas (1500 km) y su recorrido acercará el gas a la frontera con Paraguay, abriendo la posibilidad de nuevos mercados para Argentina.

Oportunidades de GNC para América Latina
América Latina y el Caribe producen aproximadamente 18 mil millones de pies cúbicos/d (510 x 106 m3/d) de gas natural, lo que representa el 7% de la producción mundial. El continente consume alrededor de 19,8 mil millones de pies cúbicos/d (561 x 106 m3/d), y tiene su déficit cubierto por importaciones mexicanas desde Estados Unidos a través de gasoductos y GNL de diferentes países.

En la región, Brasil, México y Argentina se clasifican como grandes productores e importadores de gas natural, pero es probable que sigan dependiendo de las importaciones en los próximos años para satisfacer la demanda interna.

Hay varios proyectos importantes de gas natural en desarrollo en América Latina. Entre ellos se destacan los proyectos en desarrollo en la región como el Gasoducto Sur Peruano (GSP), el Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA), la industrialización del gas natural en Bolivia, el aumento de la capacidad de regasificación en Chile y Colombia, y el desarrollo de Vaca Muerta en Argentina.

Por Daniel Foelber

Este artículo aparece en la edición Q1 2022 de Gas Compression Magazine en español. Suscríbase gratis y no se pierda ningún ejemplar!

OPRIMA AQUÏ PARA SUSCRIBIRSE