Baker Hughes se asocia con PAO NOVATEK en proyectos de GNL

Baker Hughes y PAO NOVATEK (NOVATEK) han anunciado sus planes para cooperar en el desarrollo e implementación de soluciones de tecnología de compresión y generación de energía de Baker Hughes para los proyectos de gas natural licuado (GNL) de NOVATEK.

El acuerdo comenzará con un programa piloto para introducir mezclas de hidrógeno en el proceso principal de licuefacción de gas natural para reducir las emisiones de dióxido de carbono de las plantas de GNL, incluido el complejo de GNL Yamal de NOVATEK. Baker Hughes proporcionará equipos de ingeniería y turbomaquinarias para convertir los trenes de licuefacción de gas natural existentes en Yamal LNG para que funcionen con mezclas de hidrógeno en lugar de funcionar solamente con metano proveniente del gas de alimentación.

NOVATEK es el mayor productor independiente de gas natural de Rusia, y produce más de 77 bcm/año con aproximadamente 9 bcm/año de GNL vendido a los mercados internacionales. El proyecto Yamal LNG de tres trenes, ubicado en la costa ártica de Siberia, envió su primer cargamento de GNL en 2017 y alcanzó su capacidad máxima bajo su diseño actual en 2018. Sus trenes de licuefacción emplean la turbina de gas de un solo eje Frame 7/1EA de Baker Hughes provista para este proyecto, la cual se puede adaptar para operar con mezclas de hidrógeno y es una de las turbinas preferidas para las plantas de GNL a nivel mundial.

Baker Hughes tiene una larga historia de colaboración con NOVATEK. Baker Hughes está suministrando las turbinas de gas aeroderivadas LM9000 para el proyecto Arctic LNG 2 de NOVATEK y completó el hito First Engine to Test (FETT) a mediados de 2020, seguido posteriormente por las tres pruebas de cordón (string test) para generación de energía y accionamiento mecánico en el cuarto trimestre de 2020.

«Estamos trabajando con NOVATEK para presentar la primera solución para descarbonizar el núcleo de la producción de GNL: las turbinas que impulsan el proceso de licuefacción», dijo Lorenzo Simonelli, presidente y director ejecutivo de Baker Hughes. «La combinación de nuestra experiencia de clase mundial en ingeniería de GNL y nuestra profunda experiencia con la tecnología de compresión de hidrógeno nos posiciona para liderar aún más la reducción de emisiones de las operaciones de GNL y respaldar aún más la transición energética».