Planes para proyecto de captura de carbono en la costa del golfo de Texas

Linde capturará y comprimirá el CO2 de sus instalaciones de producción de hidrógeno en las afueras de Houston.

Refinería de hidrógeno de Linde en Valero Texas. (Imagen por cortesía de Linde)

BP y Linde han anunciado sus planes para avanzar en un importante proyecto de captura y almacenamiento de carbono (CCS) en Texas que permitirá la producción de hidrógeno en las instalaciones existentes de Linde. El desarrollo también respaldará el almacenamiento de dióxido de carbono (CO2) capturado de otras instalaciones industriales, allanando el camino para la descarbonización a gran escala del corredor industrial de la costa del golfo de Texas, según Linde.

Una vez finalizado el proyecto en 2026, Linde capturará y comprimirá el CO2 de sus instalaciones de producción de hidrógeno en el área metropolitana de Houston. El hidrógeno se venderá a los clientes a través de la red de tuberías de hidrógeno de Linde bajo contratos a largo plazo para permitir la producción de productos químicos y combustibles bajos en carbono. El desarrollo general también permitirá la captura y el almacenamiento de CO2 de otras grandes instalaciones industriales de la región y podría llegar a almacenar hasta 15 millones de toneladas métricas por año en múltiples sitios de almacenamiento en tierra.

“Linde está comprometido en reducir las emisiones absolutas de carbono en un 35% para 2035 y alcanzar la neutralidad climática para 2050. Capturar el CO2 de nuestras plantas de producción de hidrógeno en el área de Houston será un paso significativo para lograr estos objetivos”, dijo Dan Yankowski, presidente de Linde Gases North America. “Estamos entusiasmados de traer la infraestructura y la cartera de tecnología líder de Linde para respaldar este proyecto y hacer que el hidrógeno bajo en carbono esté disponible para nuestros clientes en la costa del golfo. En términos más generales, Linde está bien posicionada para permitir proyectos similares, ya sea en la costa del golfo, donde operamos dos tuberías de hidrógeno y una caverna de almacenamiento, o en cualquier otro lugar de los Estados Unidos».

Como parte del proyecto, BP evaluará, desarrollará y habilitará los sitios de almacenamiento geológico para el secuestro permanente de CO2. El negocio de comercio y envío de BP tiene como objetivo brindar soluciones personalizadas bajas en carbono para el proyecto, incluida la energía renovable y el gas natural certificado, junto con el comercio de productos básicos y la experiencia en gestión de riesgos de precios.

“La experiencia en el sector de energía de Texas y las sólidas cadenas de suministro se han estado desarrollando por generaciones”, dijo Dave Lawler, presidente de BP America. “Este nuevo proyecto de energía baja en carbono nos ayudará a aprovechar esas fortalezas para el próximo capítulo de la transición energética. En particular, puede ayudar a descarbonizar industrias difíciles de reducir para lograr el mayor impacto potencial en las emisiones y, al mismo tiempo, proteger los empleos. BP se enorgullece de apoyar este proyecto a medida que continuamos cumpliendo con nuestra propia estrategia y ambición de cero neto”.