Colaboración entre Baker Hughes y Bloom Energy para acelerar la transición energética

Baker Hughes y Bloom Energy se enfocarán en soluciones integradas de energía, soluciones integradas de hidrógeno y colaboraciones técnicas

La tecnología de óxido sólido de Bloom Energy está posicionada para acelerar tanto la producción como el uso de hidrógeno. Imagen por cortesía de Bloom Energy

Baker Hughes y Bloom Energy han presentado planes para colaborar en la posible comercialización y el despliegue de soluciones de hidrógeno para avanzar en la transición energética. Las dos empresas comenzarán a colaborar en posibles compromisos con clientes con el objetivo de lanzar proyectos piloto durante los próximos dos o tres años y comercializar y escalar al poco tiempo las aplicaciones, productos y soluciones.

Para el hidrógeno, Baker Hughes proporciona tecnología y servicios de conversión de energía y compresión que se utilizan en toda la cadena de valor en todo el mundo, incluida la producción, el transporte y la utilización. La plataforma de servidor de energía modular y de combustible flexible de Bloom Energy puede utilizar biogás e hidrógeno, además del gas natural, para generar electricidad.

Las turbinas de gas NovaLT de Baker Hughes pueden funcionar con hasta un 100% de hidrógeno. Imagen por cortesía de Baker Hughes

“El camino hacia las emisiones netas de carbono cero debe incluir asociaciones y colaboración”, dijo Uwem Ukpong, vicepresidente ejecutivo de regiones, alianzas y ventas empresariales de Baker Hughes. “En el centro de nuestro acuerdo de colaboración con Bloom Energy está el potencial para desarrollar ofertas de tecnología integrada para la comercialización y el despliegue de soluciones energéticas más inteligentes, limpias y económicas. Es un gran ejemplo de cómo Baker Hughes busca estratégicamente formas de avanzar en nuevas fronteras energéticas e invertir para crecer en el mercado industrial».

Las empresas centrarán sus esfuerzos en tres áreas:

 

Soluciones de energía integradas
Al aprovechar la tecnología de celdas de combustible de óxido sólido (SOFC) de Bloom Energy y la tecnología de turbinas de gas livianas de Baker Hughes, las empresas pretenden proporcionar soluciones eficientes, resistentes y rentables para una generación de energía más limpia, recuperación de calor residual y energía independiente de la red para clientes.

Soluciones de hidrógeno integradas
Las empresas explorarán oportunidades para emparejar las celdas de electrolizador de óxido sólido (SOEC) de Bloom Energy que pueden producir un 100% de hidrógeno con la tecnología de compresión de Baker Hughes para una producción, compresión, transporte y suministro eficientes de hidrógeno. También se evaluará la utilización del calor residual para la generación de vapor a fin de aumentar aún más la eficiencia y la rentabilidad de la producción de hidrógeno. Las empresas apuntarán a aplicaciones como la mezcla de hidrógeno en tuberías de gas natural, así como a la producción de hidrógeno in situ para uso industrial. Estos esfuerzos están orientados a acelerar la transición a la economía del hidrógeno.

Colaboraciones técnicas mutuas
Las empresas evaluarán oportunidades para aprovechar la amplia cartera de tecnología de Baker Hughes y las soluciones SOFC y SOEC de Bloom Energy. Además del hidrógeno y la energía limpia, las áreas de colaboración pueden incluir tecnologías de captura de carbono y monitoreo de emisiones, soluciones digitales y capacidades de fabricación aditiva.

“Creemos que al combinar nuestras tecnologías y experiencia líderes en la industria para brindar soluciones integradas diferenciadas y personalizadas a los clientes, podemos acelerar la adopción de tecnologías de energía limpia”, dijo Azeez Mohammed, vicepresidente ejecutivo de negocios internacionales de Bloom Energy. «Esta colaboración servirá como modelo de cómo debemos buscar formas innovadoras en las que podamos trabajar juntos e integrar tecnologías y capacidades para lograr nuestros objetivos comunes de descarbonización y resiliencia global».