Un mejor gasoducto para la descarga de GNL

Magma Global se ha asociado con Shell Global Solutions para desarrollar un tubo flexible compuesto de polímero único (SPC, por sus siglas en inglés) para aplicaciones criogénicas de hasta -196°C (-320°F) para un grupo de aplicaciones, entre las que se encuentra el sistema de descarga de GNL de buque sin embarcadero de Shell (concepto “jettyless”).

«El desarrollo de SPC con Shell está dirigido específicamente a proporcionar una solución de bajo costo para aplicaciones de descarga de GNL y baja temperatura», dijo Martin Jones, CEO de Magma Global. Shell seleccionó a Magma por su capacidad de fabricación láser de alta precisión y su experiencia en el desarrollo y calificación de tuberías compuestas para el servicio de hidrocarburos.

Según Jones, las tuberías de GNL actuales usan Invar, una aleación especial y costosa conocida por su coeficiente de expansión térmica excepcionalmente bajo. «El deseo de Shell de encontrar una alternativa rentable a Invar para respaldar su concepto de sistema sin embarcadero impulsó el desarrollo de este producto», dijo Jones.

El concepto de transmisión sin embarcadero permite la transferencia de GNL desde transportistas pequeños y medianos a buques de almacenamiento, descarga y producción flotante (FPSO) y terminales de regasificación. Los sistemas sin embarcadero abren puertas de entrada a nuevos mercados al permitir esta transferencia en aguas que son poco profundas para un barco o embarcadero. “El desarrollo de este concepto con bajos costos para la transferencia de GNL abrirá nuevos mercados para la importación de GNL. Este desarrollo de tuberías compuestas es un paso clave para habilitar estas soluciones», dijo Arjan Maijenburg, gerente de ingeniería de la división de regasificación de GNL de Shell.

Shell es conocido por su planificación calculada y deliberada, así como por su historial de ejecución de proyectos sin precedentes en escala, alcance y costo. El proyecto FLNG Prelude de Shell es una instalación flotante de GNL que produce gas natural en la costa de Australia. La instalación envió su primera carga de gas natural a clientes en Asia en junio de 2019. En el horizonte se encuentra el proyecto LNG Canada de Shell. El proyecto contará con instalaciones de licuefacción y exportación de GNL en la costa oeste de Canadá capaces de producir 14 millones de toneladas métricas (15,4 millones de toneladas aproximadas) por año con los primeros dos trenes de licuefacción, con el potencial de expandir hasta cuatro trenes.

Con varios proyectos en marcha relacionados con el GNL, Shell recurrió a Magma para mejorar la eficiencia operativa. «Se puede lograr una reducción general de los costos en un 30% si nos alejamos de una solución basada en embarcadero y nos aproximamos a un sistema sin embarcadero y utilizamos tuberías compuestas criogénicas submarinas», dijo Maijenburg.

En cuanto a Magma, este producto encaja bien en su cartera existente de «m-pipe» de tubos de bajo peso y alta resistencia. Las tuberías m se utilizan en entornos de alta presión y alta temperatura para aplicaciones estructuralmente exigentes que requieren resistencia a la corrosión, bajo peso, alta resistencia y flexibilidad. Por otro lado, la nueva tubería flexible SPC funcionará en aplicaciones de baja presión y baja temperatura. La tubería estará hecha de un compuesto de polímero único. Las fibras largas y unidireccionales se combinan en una matriz del mismo polímero para producir una cinta que ofrece una alta resistencia y que al tiempo mantiene todos los beneficios del polímero. Luego, la cinta se fusiona en capas utilizando láseres en el proceso de fabricación de precisión de Magma, lo que da como resultado una tubería continua de gran longitud con «excelentes propiedades criogénicas».

«Al unir la experiencia en fabricación de Magma con la solución patentada de Shell en compuestos de polímeros de baja temperatura, tenemos como resultado esta tecnología novedosa que puede ofrecer importantes ventajas de costo para terminales de GNL de pequeña escala», dijo Jones.